¿Conoces los impuestos que debes de pagar al comprar o vender una propiedad?

Ya sea que estés pensando en vender o comprar una casa, es importante que tomes en cuenta los impuestos que deberás pagar para que tu patrimonio esté libre de problemas legales y mantener tu situación tributaria en orden. 

¿Cuáles son los impuestos por vender una casa?

En el presupuesto también deberás considerar los impuestos que debes pagar cuando compras una casa.

Impuesto Sobre la Adquisición de un Inmueble (ISAI) o Impuestos de Traslado de Dominio: Se aplica en la compra de cualquier tipo de propiedad inmobiliaria. El pago se deberá realizar después de escriturar la casa para darte de alta ante hacienda como propietario. 

Su tasa puede variar, dependiendo de la entidad federativa, entre el 2 a 4.5%, se calcula sobre el valor más alto de la operación de compra. 

Por lo que te recomendamos consultar sus respectivas tasas antes de elegir el estado donde vivirás. 

Predial: Solo en el caso de adquirir una vivienda previamente habitada, asegúrate de que se haya realizado el pago tal y como obliga la Administración Tributaria por la venta del inmueble.

Escrituración: Dentro del gasto del papeleo debe considerarse el pago al notario, quien se encargará de realizar el trámite.  

¿Cuáles son los impuestos por comprar una casa?

Impuesto Sobre la Renta o ISR: El cual se calcula con base en la utilidad de la enajenación del bien inmueble, es decir, de la ganancia por la venta de la casa, que puede llegar hasta el 35%.

Existen algunos casos en los que es posible exentar el pago del ISR o deducir gastos que se restan a la ganancia por la venta del inmueble.

Siempre y cuando el valor de la venta no exceda a 700,000 Udis (Unidades de inversión), que es alrededor de 4 millones de pesos.

En caso que no puedas exentar del pago de este impuesto, aún tienes la alternativa de hacer deducciones

¿Cómo afecta el pago de estos impuestos en la compra de viviendas?

El pago de los impuestos es proporcional al precio de compra de la propiedad, dicho monto queda registrado en un acta. Al momento en que se hace la venta de la propiedad y se firma ante notario la escritura pública, el notario tiene la obligación de retener el pago de ISAI, para posteriormente reportarlo y pagarlo a la autoridad correspondiente.

Por ejemplo, si tú compras una propiedad con precio de compraventa de un millón de pesos, con un impuesto del 4.5%, esa propiedad genera un impuesto (ISAI) de alrededor de 45 mil pesos. La labor del notario es retener el dinero correspondiente al pago del impuesto, dar un comprobante y luego dar el pago a las autoridades municipales. 

El uso de suelo y el precio de venta determinarán el pago o la exención de este impuesto.

No genera impuestos:

  • La venta de una vivienda que puedas demostrar que es tu casa habitación y cuyo precio de venta no rebase las 700,000 Udis.

Sí genera impuestos:

  • La venta de un terreno. El pago del ISR no es un gasto opcional durante la venta de un terreno, ya que no existe forma de exentarlo.
  • Si la casa habitación que vendes supera los cuatro millones de pesos. Por ejemplo, si tu inmueble lo vas a vender en seis millones de pesos, los primeros cuatro millones están libres de impuestos, pero el resto sí causa ISR.
  • Cuando se trata de la compra de un inmueble no habitacional, como una oficina, un local comercial, una fábrica, etcétera. En estos casos, además del pago al notario por la escrituración y el ISR a cargo del vendedor, el comprador tiene la obligación de pagar el Impuesto al Valor Agregado (IVA), el cual siempre tiene un valor de 16% sobre el precio escriturado de las construcciones no destinadas a uso habitacional.
  • Al vender una casa con uso de suelo comercial, para oficina o un consultorio, de esa venta, el monto que corresponde al terreno no va a generar impuestos, pero las construcciones destinadas a la oficina sí generan.
  • Cuando el inmueble que vendes es de uso habitacional, pero está arrendado. Entonces, al no poder demostrar que se trata de tu de la vivienda habitada por ti y tu familia, de la utilidad que recibas de acuerdo con el precio escriturado, vas a tener que considerar el pago del ISR dentro de los gastos de hipoteca.
  • Una casa habitación con un pequeño comercio, ya que este causa IVA por el valor de las construcciones que corresponden al local comercial. Pero el valor de las construcciones destinadas al hogar y el terreno, no genera este impuesto.